Envío en 24 – 48h | GRATIS a partir de 50€ (Península) 

Envío en 24 – 48h 

GRATIS a partir de 50€ (Península) 

Voluminizadores  |  Pelucas  |  Centros  |  Tienda  |  Blog  |  Contacto

La verdad incómoda de las pelucas que nadie se atreve a contar

por | Nov 18, 2015 | Consejos y mantenimiento, Noticias, Problemas frecuentes | 0 Comentarios

Las pelucas son un «invento» que ha acompañado a la civilización humana desde tiempos inmemoriales. Ya en el Antiguo Egipto las élites sociales utilizaban pelucas para embellecerse (tanto hombres como mujeres). Es más, un grupo de arqueólogos encontró a finales de 2014 un cráneo a orillas del Nilo -datado hace más de 3.300 años- tan bien conservado que todavía llevaba colocadas setenta extensiones naturales trenzadas de unos 30 cm de largo. Sin embargo, es lógico y normal que te encuentres con algunas dificultades a medida que utilizas una peluca de pelo natural, una prótesis capilar  o una peluca sintética, sobre todo si es la primera vez en tu vida. En Free Style queremos explicar punto por punto a qué problemas te podrías enfrentar y lo más importante, ¡cómo combatir y vencer! 

¿Por qué las pelucas se pueden enredar más que tu cabeza si son también de pelo humano? Si llevas pelucas de pelo natural de cabello remy (cutículas unidireccionales), los enredos no deben ser mucho más liosos que en cualquier melena biológica. Eso sí, la zona más delicada es la nuca: el cabello está anudado o cosido a un contorno (generalmente elástico) y no brota naturalmente de tu cuero cabelludo. Con el roce de los cuellos, espalda, ropa de cama, bufandas… Esa zona tiende a enredarse más. ¿Hay formas de evitarlo? Sí, con aceite de argán. Puedes leer los trucos en esta guía: https://www.free-style.es/blog/448-como-cuidar-bien-una-peluca-trucos-y-consejos-free-style

En invierno lógicamente no podemos prescindir de cuellos ni de bufandas, sobre todo si estás recibiendo quimioterapia: la salud va primero. Los tejidos que producen menos fricción son la seda y el algodón. Evita la lana y las fibras sintéticas «lanudas».

Otro motivo de peso por el que el pelo de la peluca se puede enredar más, es que no dispone de glándulas sebáceas como nuestra cabeza. La grasa capilar es molesta y en muchas ocasiones antihigiénica, pero la naturaleza es sabia y tiene una importante función: hidratar, proteger y lubricar nuestro cabello. Cuando usamos una peluca, la única hidratación que va a recibir es externa mediante mascarillas, sérums, suavizante, aceite de argán… Por eso en Free Style somos tan pesadas insistiendo en la cosmética que has de utilizar. Un pelo seco se enreda más.
Por lo tanto, da igual que compres una peluca de cabello indio remy por 200 euros que una peluca de pelo virgen ruso por 1.200 euros, no es el precio lo que te garantiza que no se enredará nunca jamás de los jamases. Eso sí, la recomendación es que siempre siempre sea cabello remy (cutícula unidireccional). Una peluca de rejunte (no remy) no se puede peinar tras el primer lavado. En Free Style todas las pelucas de cabello humano, prótesis capilares o extensiones son de pelo natural 100% calidad remy. 

Mi pelo biológico se ponía fosco por la humedad los días de lluvia. Ahora llevo peluca y también sucede lo mismo. ¿Por qué no puedo librarme de ese maldito incordio? Pues precisamente por eso, porque es pelo natural. De hecho hace unos meses nos enteramos de que los meteorólogos utilizan mechones de cabello femenino para medir la humedad ambiental en sus aparatos. Y esto no es ninguna broma: https://www.free-style.es/blog/449-sabias-que-los-meteorologos-usan-cabello-de-mujer-para-medir-la-humedad

¿Cómo podemos evitar el encrespamiento? Las mujeres que viven en zonas húmedas lo tienen más complicado, pero no es imposible. La clave está en elegir pelo liso o ligeramente ondulado para nuestra peluca, ¡no rizado! También, hidratarlo mucho y aplicar cosméticos específicos que le aporten peso molecular: siliconas. Además hay tratamientos profesionales que ayudan muchísimo a controlar el frizz, e incluso a evitarlo. ¡Consúltanos! 

¿Por qué es tan complicado teñir una peluca para que quede igual a mi pelo biológico sin dañarla? En realidad no es difícil pero es un proceso que estropea el cabello. Ten en cuenta que para llegar al color que te gusta ahora has estado tiñéndolo tono sobre tono durante meses o incluso años. Cuando tintamos un cabello oscuro de origen asiático o europeo para convertirlo en una melena rubia ha de hacerse en una sóla sesión, con productos mucho más fuertes y más abrasivos que los tintes cosméticos a los que estamos acostumbradas, ¡no podemos hacerte esperar tres años a que el tinte de la peluca se haya oxidado igual que tu pelo! Lo idóneo es optar por colores vírgenes, es decir, que el color natural de la persona que ha vendido su cabello a las empresas de pelucas sea lo más igual posible a nuestra melena biológica (esté teñida o no). A partir de ahí podemos aplicar algún tratamiento de color o mechas para que se asemeje más, pero ya no es necesario someterlo a un proceso tan intensivo y fuerte.

¿Por qué el pelo de las pelucas es tan suave, brillante y sedoso al principio pero con el uso se va poniendo más seco? Por varios motivos. En primer lugar, el cabello de las pelucas cuando se terminan en el taller se hidrata en profundidad con silicona cosmética y se sella la cutícula con calor (primero mediante brushing y después planchado a 180 grados centígrados). Cuando las usamos a diario, esa silicona cosmética se va perdiendo con el roce o los lavados. Desde luego no todo el mundo en su casa sabe hacer un buen brushing tras lavar su peluca, pero la pueden dejar secar al natural. De hecho, muchas clientas acuden a nuestro centro una vez cada 7 ó 15 días para lavar su peluca y darle un estilado profesional. De esa manera se ven mucho mejor que si lo hacen ellas en su casa. Esto es exactamente lo mismo que cuando cualquier mujer que no usa peluca pide cita en su peluquería de confianza para peinarse antes de una fiesta, evento, o simplemente porque le gusta cómo le dejan el pelo. 

Por otro lado, ten en cuenta que el pelo que se utiliza para las pelucas es largo o muy largo. Esto significa que la persona que lo ha vendido no se lo ha cortado durante años y ya lleva un proceso oxidativo biológico «de serie». Volvemos a insistir: es muy importante hidratarlo al máximo con cosméticos aptos. Lavar la peluca con una frecuencia directamente proporcional al uso que la demos y aplicar siempre mascarilla va a marcar mucho la diferencia. 

Cuando el cabello natural se desgasta por el uso, y no sanea (porque no crece), cada vez estará más fino y poroso. Un cabello fino y seco tiende a enredarse más, a partirse más y a ponerse más fosco por la humedad. Por eso no recomendamos larguras que sobrepasen los 45 cm (y ya es muchísimo, ten en cuenta que la coleta con la que se ha hecho la peluca o la prótesis capilar medía en origen más de 50, esto es pasar al menos cinco años sin cortarse ni las puntas). Tampoco recomendamos abusar de planchas, secadores, tintes, mechas… Si quieres un cabello que se vea sano y lustroso por más tiempo, elige estilismos más cortos o de media melena (si puede ser que no te llegue a los hombros). Si eres una fan incondicional del cabello largo, ten en cuenta que vas a tener que mimar la peluca mucho más. Realizar tratamientos de hidratación intensiva profesional cada seis meses puede ayudarte mucho a que el cabello esté más nutrido y manejable por más tiempo. No obstante si utilizas la peluca hasta 12 horas al día (siete días a la semana),  si es de cabello de origen asiático, lo idóneo es reemplazarla una vez al año. 

¿Por qué las pelucas sintéticas largas se ponen feas y no se puede recuperar? 

En las pelucas sintéticas, la fibra se elabora mediante un proceso industrial. En este post podéis leer exactamente qué compuestos químicos lleva: ¿Cómo se hacen las pelucas sintéticas?
Podemos definirlo coloquialmente como plástico, no es un término riguroso pero así lo podemos entender mejor. El plástico se va tazando con el roce. Por este motivo una peluca sintética larga o muy larga que fricciona con nuestros hombros, espalda o ropa terminará con las puntas quemadas. ¿Cómo lo podemos evitar? Se puede prevenir y retrasar, pero nunca «librarnos» de esto, pues es inherente a la fibra. Existen mascarillas específicas para pelucas sintéticas: es importante usarlas tras cada lavado o en seco para lubricar la zona. Si lo vemos estropajoso se puede cortar para sanear la zona, y en algunas ocasiones (si es fibra resistente al calor) hay trucos para mejorar mucho su aspecto: Cómo eliminar el frizz en las pelucas sintéticas.

 Cualquier duda, podéis contactar con info@free-style.es / 633 810 340 – 910820566
Imagen: clienta real con peluca Alba a su medida, en tono virgen #2, calidad 100% remy. 

 

 

 

Archivos

¡Regístrate y consigue un 10% de descuento!

¡Regístrate y consigue un 10% de descuento!

 

Solo por registrarte en la web, obtendrás un email con un cupón de un 10% de descuento en tu primera compra.

 

¡Gracias!

You have Successfully Subscribed!