almohada
Probablemente te estés preguntando qué diantres tiene que ver la foto de una chica plácidamente durmiendo, y pensarás que la cuarentena ya empieza a pasarnos factura... En realidad mucha gente no lo sabe porque nunca se ha percatado de algo tan mundano, y es que dormimos un promedio de entre 6 ó idealmente 8 horas al día, 7 días a la semana, 365 días al año. Esto se traduce en aproximadamente 100 días anuales que nos pasamos "en el cine de las sábanas blancas", o lo que es igual: prácticamente un  tercio de nuestra vida durmiendo. 

Y lo que vemos en la imagen es precisamente eso, una joven de cabello largo hundiendo su cabeza en una cómoda almohada que parece llevar una funda de algodón o de algún tipo de textil polyester. Aquí está la clave del problema. Un tejido que fricciona directamente no sólo contra la piel de tu rostro (ay, esas siestas épicas que nos tatúan la cara) sino también tu pelo. 

Fundas de almohada de algodón o de textura similar a éste pueden rozar en exceso y tazar el cabello, también provocar enredos. Esto, si llevas una peluca de cabello natural, extensiones o una prótesis capilar es un detalle a tener en cuenta...

Entonces, pensarás... ¿Y qué se supone que debemos hacer? ¿Apoyar el cuello en una percha de madera para dormir como las geishas? No, nada de eso. ¿Prescindir de la comodidad de la almohada y dormir directamente sobre el colchón? Tampoco. Es más, si las sábanas también son de algodón, no solucionarías nada haciendo eso... ¡Cambia tus juegos de cama por la seda o satén! Imprescindible, al menos, la funda de la almohada.

Hay tres motivos de peso: 

1) Las fundas de la almohada, por el tipo de tejido y los lavados,acaban siendo ásperas para nuestro cabello: rompen la fibra y lo debilitan ya que se produce una constante fricción durante varias horas. Si tienes problemas de encrespamiento o de puntas abiertas o cabello frágil, aquí tienes uno de los principales desencadenantes del problema. Aunque pueda parecerte surrealista cambiar tu almohada va a mejorar la salud de tu pelo, y no te vas a arrepentir.  

2) Previene también la aparición de arrugas o líneas de expresión. Si no lo haces por tu cabello, ¡hazlo por tu cutis! Además, si utilizas cremas o tratamientos faciales de noche, la seda no absorbe tanto como la fibra de algodón, y mantendrás más producto en tu piel por más tiempo. 

3) Es ideal para pieles sensibles e irritadas. Además, la seda, aunque se mantiene fresca por más tiempo en realidad regula la temperatura mejor que el polyéster o el algodón... ¡Corre a cambiar tus fundas de almohada! ¡todo ventajas!

Si tenéis cualquier duda, pregunta o consulta quedamos a vuestra disposición en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y en el Whataspp 633810340. También podéis solicitar cita previa gratuita en nuestro salón de Madrid. 

medir cabeza peluca carta tonos free style