"Es muy fácil que alguien te diga: ¿por qué no dejas de arrancarte el pelo? Esto es una adicción, por eso es tan difícil. Quieres pero no puedes dejar de hacerlo". S. Pounsett, 31 años, padece tricotilomanía y participa en el estudio. 

Renata Slikboer es una investigadora de la Universidad de Swinburne (Melbourne - Australia) que está desarrollando su tesis doctoral sobre la tricotilomanía y sus tratamientos. La tricolomanía es un trastorno obsesivo compulsivo por el que las personas que la padecen se arrancan el pelo (tanto el cabello como el vello facial y corporal). Suele afectar a mujeres jóvenes y les genera un grave sentimiento de culpa y mucho sufrimiento psicológico (se trata de una adicción). 

renataEsta estudiante de doctorado, según publica ABC-Australia, ha descubierto que un medicamento muy recetado para tratar este trastorno, la fluoxetina, no sólo es menos efectivo de lo que se piensa sino que podría agravar los síntomas: "Estaba atónita al descubrir que algunos estudios sobre estos medicamentos aseguran una disminución de los síntomas hasta del 90%, pero los pacientes que he entrevistado dicen que no funcionan". 

Renata ha estudiado en profundidad 12 estudios que comparan la terapia psicológica y farmacológica frente a grupos de control. La investigadora se soprendió al hallar que este medicamento (inhibidor de la recaptación de serotonina) no es tan efectivo como se cree. "El metaanálisis demuestra que no hay soporte para recetar este fármaco a personas que padecen tricotilomanía. No disminuye los síntomas y hay posibilidades de que pudiera aumentarlos", dice. 

La investigación de Slikboer, respaldada por la Universidad, también insiste en que el apoyo social es indispenable para las personas que padecen tricotilomanía, pues tiene efectos psicológicos devastadores (sobre todo sentimiento de culpa y de vergüenza). "Es muy fácil que alguien te diga: ¿por qué no dejas de hacerlo? Esto es una adicción, por eso es tan difícil. Quieres y no puedes dejarlo, es ahí donde la vergüenza entra en acción", explica S. Pounsett, mujer de 31 años con tricotilomanía que participa en el estudio.

Desde Free Style creemos que esta tesis doctoral puede ayudar a diseñar tratamientos más efectivos para tratar a las personas que sufren esta fuerte adicción, es una buena noticia :-) 

Noticia original: ABC News Austraila.  
Canal de Youtube: https://www.youtube.com/watch?v=USdy4pQzv2E



 

medir cabeza peluca carta tonos free style