Millones de personas viven en localidades donde el agua que llega a su domicilio se denomina "dura". Esto significa que tiene un porcentaje mayor de sales minerales (magnesio y cal) que el agua "blanda", y también se nota en su sabor a la hora de beber (aunque sí sea potable). Esta particularidad no sólo influye en el funcionamiento de electrodomésticos como lavavajillas, lavadoras, cafeteras... Sino también en nuestra piel tras la ducha. 

Cuando nos lavamos el cabello con agua "dura", queda más áspero, más seco, más opaco y más apelmazado (sobre todo se nota la diferencia cuando siempre has vivido en una ciudad de agua "blanda", y tienes que mudarte o te sucede en vacaciones). Además, se enreda más.

Si además utilizas una prótesis capilar o una peluca de pelo natural, el exceso de cal puede estropear tu pieza de manera prematura. Por este motivo, queremos compartir varios trucos para que este tipo de agua no afecte tanto al cabello:
 

- Lo ideal  es que inviertas en una descalcificadora o también, como mínimo, en un filtro específico para la alcachofa de la ducha. Este desembolso puede ser un incordio, pero ten en cuenta que a largo plazo vas a ahorrar, porque alargará la vida útil de los electrodomésticos. 

- Nunca prescindas de la mascarilla ni del sérum. Muchas chicas que viven en ciudades o pueblos de agua blanda a veces se hacen las "remolonas" y no necesitan ni siquiera acondicionador. Pero si tu agua es "dura", ¡no hay excusa! Siempre mascarilla, y tras el lavado, un poco de argán o de sérum de medios a puntas. 

- Vinagre. Cuando aclares el pelo tras la mascarilla, termina con un pequeño chorro de vinagre. No te preocupes, no deja olor. El ph del vinagre cerrará la cutícula y lo verás más brillante (el exceso de cal en el agua deja el pelo sin apenas brillo). Esto lo puedes hacer también en tu prótesis capilar y en tu peluca (sin empapar la base, solo en el pelo). 

- Champú específico para aguas duras. Existen cosméticos en el mercado que están formulados para compesar el exceso de cal en el agua (con agentes quelantes).

- Hervir el agua que vayas a necesitar para lavar tu prótesis capilar o tu peluca. Tras llevarla a ebullición durante unos minutos, deja que se enfríe (nunca metas una prótesis capilar o una peluca en agua hirviendo). Utiliza ese agua tanto para mojar la peluca (sumergirla) como para aclarar el pelo tras el champú y la mascarilla. 

Cualquier duda: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. / 91 0820566 - 633 810 340

Fuente de la imagen: www.masbrillo.com.ar

medir cabeza peluca carta tonos free style