Una madre estadounidense salva la vida de su hijo, tras diagnosticarle un extraño cáncer gracias a sus fotos familiares. La pupila izquierda del pequeño Avery, de apenas un año de edad, reflejaba un sospechoso color blanco con el flash, mientras que su otro ojo se veía con el característico tono rojo tras disparar la cámara.

Julie Fidgeral, que así se llama la madre del bebé, se alertó por este extraño fenómeno y decidió acudir al médico. Finalmente el bebé tenía un retinoblastoma, un extraño cáncer que ocupaba el 75% de su ojo. Tras someterse a cirugía, Avery se recuperó de la enfermedad en sólo 3 semanas.  Este tipo de tumor es muy poco habitual, pero dado el caso se desarrollan normalmente antes de cumplir los dos años de vida.

Por suerte, el reflejo blanco de las fotos alertó a la madre, y aunque según explicó a la prensa el diagnóstico fue una pesadilla, lograron salvar la vida de su hijo. 

Fuente: http://salud.univision.com/ 

medir cabeza peluca carta tonos free style