Envío en 24 – 48h | GRATIS a partir de 50€ (Península) 

Envío en 24 – 48h 

GRATIS a partir de 50€ (Península) 

Voluminizadores  |  Pelucas  |  Centros  |  Tienda  |  Blog  |  Contacto

Cuatro malos hábitos (malísimos!) que te estropean el pelo ¡sin que te des cuenta!

por | Oct 3, 2017 | Consejos y mantenimiento, Problemas frecuentes | 0 Comentarios

En ocasiones adquirimos malos hábitos y a ciertas edades podemos esforzarnos por mejorar… ¡Pero es muy dificil cambiar! Por ejemplo estos son los cuatro errores más comunes que hacemos siempre (o casi siempre) y que al final acabarán pasando factura a nuestro cabello: ya tengas una melena que ni Sansón o padezcas problemas de alopecia femenina (sobre todo si llevas peluca de pelo nautral o prótesis capilar). Estas cuatro situaciones seguro «te suenan muchísimo»… 
cepillo pelo mojado

1) Colonia / perfume en el pelo. No sé si es que es costumbre de los que nos hemos criado entre los años 70-80-principios de los 90, pero lo de echarnos colonia en el pelo después de peinarnos era algo muy extendido entre niños y niñas. Mal hábito que servidora continúa teniendo, pulverizando con colonia cada mañana de medios a puntas. ¡Y da igual que sea una de marca, porque está fatal! Básicamente se componen de alcohol, así que es un producto que no sólo reseca el cabello sino que lo volverá fino, oxidado y quebradizo. Y no digamos más si inmediatamente después te pasas la plancha, un cocktail «explosivo». Si te gusta perfumar tu cabello, utiliza aceites como argán o coco, que no sólo aportan un buen olor a tu melena sino también lo hidratan (coco) y lo protegen (argán).

2) Desenredar el pelo estando totalmente mojado. Nada más salir de la ducha o del baño, lo que nunca debemos hacer es cepillarnos el cabello sin haber quitado la humedad a toquecitos. El pelo empapado es mucho más delicado, y puede partirse con el peine o cepillo fácilmente. ¡Recuerda! Desenreda concienzudamente el cabello antes de lavarlo, y después retira el exceso de humedad con una toalla (con delicadeza, no estrujes) y terminar con el cepillado ¡sujetando cada mechón con la mano libre, y empezando a desenredar desde las puntas hacia abajo!

3) No usar mascarilla o acondicionador de manera sistemática, aunque tu pelo biológico esté en buenas condiciones o sano. Son sólo cinco minutos de nada, y aunque no puedas por tu ritmo de vida aplicarlo todos los días, resérvate al menos dos o tres días por semana. ¡Más vale prevenir que lamentar! Si llevas prótesis capilar o peluca, esto no es negociable: siempre usa mascarilla o acondicionador tras cada lavado. Nuestro producto estrella 4 en 1 (mascarilla, acondicionador, sérum sin aclarado y sérum en seco) Salerm21 te va a facilitar el trabajo.

4) No sanear ni cortarnos las puntas en varios años. Muchas veces es por dejadez, otras porque no le damos suficiente importancia a nuestro cabello, y también porque padecemos cualquier tipo de problema de alopecia y nos da mucha vergüenza que nos vean. Si tienes confianza con tu peluquera, pide que te atienda a primera o a última hora para que no haya más clientes (en el caso de que no tengan cabinas individuales, como en nuestro centro Free Style en el que estamos especializadas en alopecias). Pero al menos dos veces al año se recomienda acudir a una peluquería o centro de belleza de tu confianza. Cortar el tramo más deteriorado (puntas abiertas, más desgastado) nos aportará volumen a la melena (porque eliminamos las zonas más afinadas) y nos aportará también una imagen personal mucho más higiénica y cuidada. 

Créditos imagen: Conair. 

Archivos

¡Regístrate y consigue un 10% de descuento!

¡Regístrate y consigue un 10% de descuento!

 

Solo por registrarte en la web, obtendrás un email con un cupón de un 10% de descuento en tu primera compra.

 

¡Gracias!

You have Successfully Subscribed!