Envío en 24 – 48h | GRATIS a partir de 50€ (Península) 

Envío en 24 – 48h 

GRATIS a partir de 50€ (Península) 

Voluminizadores  |  Pelucas  |  Centros  |  Tienda  |  Blog  |  Contacto

Cinco errores que cometemos al lavarnos el cabello

por | Dic 14, 2015 | Consejos y mantenimiento, Noticias | 0 Comentarios

Aunque la higiene personal es algo privado y el hecho de lavarse el cabello parece algo sencillo, sabemos de buena tinta que hay mujeres que no lo hacen nada bien (y esto no significa que vayan poco aseadas ni mucho menos). Además, queremos desterrar el mito de que lavarse el pelo con frecuencia lo hace más grasiento o influye en su caída, ¡nada más lejos de la realidad! Es más, un cuero cabelludo limpio, libre de grasa, de caspa y de picores es mucho más saludable y beneficioso para el aspecto de nuestro pelo. 

1) No desenredar el pelo antes de entrar en la ducha. Si tienes el cabello largo o muy largo, cepillarlo antes de lavar te va a ahorrar problemas. Ten en cuenta que si tienes que emplearte a fondo para eliminar nudos una vez esté mojado, el cabello será más débil y se parte con más facilidad. Minimiza los enredos pasando el cepillo antes de mojar. Una vez en la ducha, procura aplicar el champú con suaves movimientos desde la raiz a las puntas, evita hacerlo en círculos, pues puedes provocar nudos. 

 

2) El agua demasiado caliente. Sabemos que en invierno da gustito, pero no es bueno para nuestro cabello: hace que se vea más opaco y sin vida. Si eres muy friolera y no puedes soportar el agua tibia, trata de enfriarla lo máximo que puedas sólo para el último aclarado. Pero tampoco es bueno lavarse siempre con agua fría, ya que no conseguirás eliminar bien la seborrea (grasa) que se acumula en la raíz. 

3) Sólo dar una champunada (o jabonada). Es preferible que te laves el cabello dos veces a que uses una gran cantidad de champú y lo laves sólo una vez. El cabello quedará más limpio y ahorrarás en cosméticos. Aunque en la primera veas espuma, pueden quedar residuos.  Importante: frota tu cuero cabelludo con las yemas de los dedos para eliminar grasa y suciedad. Para distribuir el champú por el cabello, hazlo con movimientos suaves de raiz a las puntas.

4) Evitar el acondicionador de manera sistemática. Aunque todas o casi todas vamos con mucha prisa por las mañanas, resérvate dos o tres minutos en aplicar un acondicionador al menos. Los fines de semana que tengas más tiempo, mima tu cabello con una mascarilla intensiva que lo nutra en profundidad al menos 10 ó 15 minutos.

5) No usar el champú adecuado a tus necesidades. Parece una tontería ya que todos los cosméticos «prometen» dejar el pelo fabuloso. En realidad no es así, y tampoco debemos dejarnos llevar por las modas: el champú que le funcione bien a tu amiga puede que en tu caso no sea así. Si tienes el pelo graso, seco o encrespado, usa productos adecuados en cada caso. Si por ejemplo tu cabello es demasiado graso o se pone fosco por la humedad, evitar los detergentes y las siliconas (que es tendencia en la actualidad) te dará problemas a medio-largo plazo.

Esperamos que estos consejos te hayan servido 🙂 

 

Fuente de la imagen: www.imujer.com 

 

 

Archivos

¡Regístrate y consigue un 10% de descuento!

¡Regístrate y consigue un 10% de descuento!

 

Solo por registrarte en la web, obtendrás un email con un cupón de un 10% de descuento en tu primera compra.

 

¡Gracias!

You have Successfully Subscribed!