craneos forma

En muchas ocasiones hay clientas que creen que con una peluca confeccionada totalmente a su medida van a evitar los problemas que siempre han "sufrido", y el razonamiento tiene mucha lógica: siempre han llevado tallas estandarizadas y les ha pasado casi siempre lo mismo: pelucas que se escurren hacia arriba, que siempre hacen pliegues o dobleces en la zona trasera, bolsas o huecos, y esto, además produce enredos o encrespamiento en la nuca. 

Descartando de que se trate de un error de fábrica, y tras comprobar que se hayan trasladado 100% perfectamente las medidas de la cabeza al patrón, cuando valoramos a la cliente o al cliente en persona por norma general nos encontramos con uno de los dos casos de forma de cráneo que dan más  "quebraderos de cabeza": cabeza con circunferencia pequeña pero muy apepinada, o con circunferencia normal pero la parte posterior ancha y más bien plana. 

En estos dos casos que podéis ver en la imagen superior, siempre pueden aparecer esos incómodos pliegues, "bolsas" o dobleces, y tiene una explicación razonable: 

1) La cabeza o cráneo no es una esfera perfecta, tenemos zonas planas, más hundidas, más convexas... Cuando un cráneo tiene una circunferencia pequeña pero es muy picudo por detrás o "apepinado" (tipo Nefertiti) nos exige a que, manteniendo un diámetro pequeño, lleve más fondo de tela. Una tela que, generalmente es elástica y termina en una goma que se sujeta en la parte posterior. Esto creará, en muchas ocasiones (en función de la proporcionalidad del cráneo) doblez o pliegue en la zona de la nuca o trasera. ¿Hay alguna manera de evitar esto? Pues por desgracia no podemos acortar la forma de nuestro cráneo pero hay trucos para evitar que ese doblez produzca enredos en el cabello: aplica directamente aceite cosmético de silicona para nutrir el pelo o aceite de argán (aceite para el pelo) en la zona de la nuca, por dentro, justo en la costura o pliegue. Esto lubricará la zona y evitará que se formen enredos. 

Otra opción es que evites pelucas que lleven gomas, y que las sujetes o bien con un sistema de silicona termoadhesiva (pelucas antideslizantes) o bien con pegamento a tu cabeza (o mejor dicho, cinta de doble cara para pelucas o prótesis). No obstante esto es una decisión importante,  pues las pelucas antideslizantes no tienen el mismo nivel de transpiración que las de gomas (ni la misma duración), y las pelucas o prótesis capilares que se colocan con pegamento tienen muchas ventajas pero también muchos contras... En el caso de que te decidas por esto, en lugar de tomar las medidas de la cabeza (que también) prueba a hacerte el molde, eso dará la curvatura y las dimensiones tridimensionales mucho más precisas que la cinta métrica.

2) Siempre notas bultos o "bolsas" a los lados de la cabeza, y además notas que se escurre hacia arriba... Has probado varias marcas, varias opciones a medida pero nunca consigues que se adapte perfecta a tu cabeza, ¡qué fastidio! Seguramente tienes la nuca normal o anchita, una circunferencia mediana pero un cráneo achatado o plano. Una peluca no es rígida como un casco, sino que debe de amoldarse a tu anatomía. Igual que un vestido o una chaqueta, no quedan perfectamente lisos a no ser que se trate de un tejido tieso o almidonado, siempre forman algunos pliegues o dobleces.  

Y precisamente la solución en estos casos pasa por el departamento de "sastrería", y es que haciendo unas pequeñas pinzas a ambos lados de la cabeza puedes evitar esas irremediables bolsas. Pues si la peluca tiene que tener la suficiente holgura para compensar la anchura, pero por desgracia ese "remanente" de tela en alguna zona de tu cabeza "no se llena". ¡Pero ojo! Hazlas con cuidado, a mano con hilo de nylon elástico y apenas unos milímetros para no pillar mucho cabello de por medio. 

¿Qué otra solución podemos ofrecerte? En el caso de que quieras probar con las pelucas que se sujetan mediante adhesivos en lugar de con gomas, recomendamos, además de tomar las medidas de la cabeza, sacar un molde para que dé justo la holgura que te hace falta sin exceso de tela. Y aún con todo este sobreesfuerzo, al ser la tela un material con cierta elasticidad (no rígido como un casco) puede formar alguna ligera arruga... ¡paciencia! 

Quizá tras leer el blog te hayas dado cuenta de que es la forma de tu cráneo lo que hace que tengas incomodidad a la hora de llevar peluca, y aunque no podemos cambiar la forma natural de tu cabeza, desde Free Style podemos aconsejarte y guiarte. 

Dudas: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. / Whatsapp 633810340
Cita previa asesoría gratis y sin compromiso en nuestro salón de Madrid: 910820566

Fuentes de las imágenes cráneos: https://es.123rf.com +  https://www.theapricity.com   

medir cabeza peluca carta tonos free style