head fireUn cliente nos ha realizado esta consulta vía e-mail, y creemos que es de interés general que podáis leer nuestra respuesta. La irritación o las escoceduras (incluso con lesiones en la piel) que se producen en verano se deben a varios factores y razones. ¡Ojo! No somos médicos, no nos preguntéis por medicamentos. Sólo explicamos las causas y soluciones con el conocimiento de causa en este tipo de adhesivos cosméticos. En el caso concreto del cliente que nos pregunta, utiliza un pegamento fuerte de tipo acrílico, resistente tanto al agua como al sudor. 

Lo principal es, ante todo, acudir al médico o consultar con el farmacéutico para descartar una infección que requiera tomar medicamentos. Esto no es habitual, ¡pero por si acaso!

Los motivos de experimentar este problema en verano son varios: 

1) ¡El propio verano! Es normal sudar más debido al extremo calor. Sobre todo cuando llevamos estos adhesivos que se utilizan durante días y días, pues están diseñados para no tener que quitarlos con frecuencia (hasta 4 semanas de fijación, cosa que no recomendamos jamás). Nuestro sudor produce irritación, picor y debido a que transpiramos más, tarda mucho más en evaporarse por lo que la zona pasa más tiempo húmeda y puede llegar a irritarse. 

2) Alergia. A veces que las alergias se producen de manera espontánea debido a algún cambio en nuestro sistema inmunológico, en nuestro estilo de vida, a nivel hormonal, a veces por tomar cierta medicación, por falta de higiene etc... Muchas personas, por ejemplo, experimentan una alergia repentina a las lentes de contacto que han estado usando durante meses o años sin tener problemas. Pero en general, esto pasa si nos relajamos con la higiene. El cuerpo dice "stop". 

3) Daño producido por quemaduras del sol. Las prótesis de tul o monofilamento dejan pasar los rayos de sol que incide cenitalmente sobre nuestra cabeza en verano, igual que le puede suceder a cualquier persona que tiene pelo biológico (sobre todo si es escaso) y se le quema la raya. Recomendamos usar sombrero o gorra, mejor si no es muy apretado para que no tace el pelo ni se enrede debido a la fricción. Existen sprays que protegen el cuero cabelludo del daño del sol, pero generalmente aportan grasa a la piel y pueden hacer que le pegamento no fije o que simplemente se levante al cabo de unos minutos. 

4) En línea con lo anterior, si una persona ya padece una ligera irritación o escocedura debido al sudor, y además coincide que ha estado en la playa o piscina o que va con frecuencia en verano, puede que la zona haya estado húmeda más tiempo de lo normal y eso empeora la situación día a día (aparte y como es lógico el sol, cloro, salitre y arena no ayudan mucho).

 5) Si usas un protector de cuero cabelludo en formato roll on, puede (seguramente) que esté caducado: los roll on vienen con mucha cantidad de producto y hay personas que usan el mismo frasco y sin exagerar durante años. Pero no, no son inmortales, se caducan a los 6 meses (ó 12 máximo, dependiendo de la marca). Además, el roll on de tipo almohadilla es el cultivo ideal para que proliferen bacterias que entran en contacto directo con nuestra piel. Muchos clientes nos han comentado la paradoja de que incluso utilizando protector su cuero cabelludo se irritaba, cosa que no sucedía cuando no lo usaban. ¡Resulta que el producto estaba sucio y en mal estado! Las personas que nos maquillamos con frecuencia lo sabemos: sucede exactamente igual con el rímel o máscara de pestañas; a los seis meses hay que tirar el cosmético abierto para evitar conjuntivitis o reacciones adversas... ¡la salud, primero!

Recomendamos el protector de cuero cabelludo en formato monodosis. Es bastante más higiénico. Las esponjitas podrían usarse un máximo de tres aplicaciones, aunque lo ideal es desecharlas tras su única aplicación. 

6) ¿Qué hacer si tienes la piel escocida o muy irritada? ¡Al médico de cabeza cabecera! Necesitas que valoren la situación y te prescriban los medicamentos necesarios que te van a curar la zona super rápido. Mientras tanto, tenemos un adhesivo de doble cara que es de uso hospitalario hipoalergénico (3M)no es resistente al agua pero te ayudará a salir del paso hasta que soluciones el problema. 
 
7) Cuidado al afeitarnos. En muchos casos rasurar es algo imprescindible para que el pegamento haga contacto con la piel de la cabeza. ¡Ojo de no lacerar ni cortar el cuero cabelludo! Utiliza una máquina eléctrica o, si no dispones de ella, maquinillas desechables que estén bien afiladas. Cuanto más baratas sean las cuchillas más posibilidades hay de que te cortes, y eso, caballeros, pica que es un horror.

8) Por último, pero no menos importante, tanto la falta como el exceso de higiene afecta. En verano sudamos más y tenemos generalmente más actividad (paseos, viajes, playa, piscina, fiestas etc.) así que recomendamos cambiar totalmente los adhesivos como máximo cada 7 días. Incluso hay clientes que lo hacen cada 3-4 días, y casi mejor, pues el adhesivo se derrite lo mínimo.

Sabemos que hay usarios de prótesis capilar o de peluca que no tienen ningún problema de molestias ni de irritación en su piel, y continúan cambiando el pegamento cada 2 ó 4 semanas. Esto tiene sus ventajas (te olvidas, ahorras tiempo y dinero en adhesivo...) pero otros tantos inconvenientes. En primer lugar la cabeza deja olor desagradable (sobre todo en almohadas y ropa de cama). Es normal que nosotros mismos no lo notemos (el olfato se acostumbra rápido). Además, a la hora de limpiar los residuos de adhesivo derretido hay que emplearse muy a fondo. Y este plus de esfuerzo en limpieza no sólo es más abrasivo para la prótesis (que son finas y delicadas), también lo es para la cabeza (frotar con alcohol o disolvente irrita y reseca mucho la piel, especialmente cuando el cliente tiene además que rasurarse.

Pero también afecta casi bastante más el caso contrario: muchos clientes usuarios de prótesis o pelucas se duchan dos o incluso tres veces al día durante los meses verano. Esto es "justo y necesario", no hay nada más relajante, refrescante y satisfactorio que darse una duchita para eliminar el sudor. Sin embargo, si vamos a la cama con la cabeza húmeda o pasamos mucho tiempo al día con el pelo mojado tenemos un problema adicional: la humedad irrita y es caldo de cultivo para hongos, bacterias, infecciones etc...  Siempre utiliza secador, temperatura media a unos 20 ó 25 cm del cuero cabelludo. Para proteger el pelo hay un tipo de cosmético capilar que se denomina protector térmico, Salerm 21 Express por ejemplo, que se aplica en mojado y es un sérum sin aclarado. No sólo protege el cabello del secador y de la plancha, también de la radiación dañina del sol, además desenreda, nutre, fija y da esplendor ¡un multiusos, hoygan


 
Cualquier otra consulta estamos a vuestra disposición en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. / Whatsapp 633810340 

Crédito de la imagen: Medical photo created by kjpargeter. 

 

medir cabeza peluca carta tonos free style